Revista Palta | SER DE VIRGO HOY
427
post-template-default,single,single-post,postid-427,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

SER DE VIRGO HOY

Nací el 11 de septiembre de 1989. Eso marcó una infancia de poco protagonismo cumpleañero por el día del maestro y, más tarde, por el un atentado a los yanquis. Ocurre que el mambo parece que es otro: soy de Virgo.

Haciendo un wok entre los casos que conozco, la información que saqué de Google, y bajo la fina lupa de mi aguda percepción -probablemente cualidad del signo- acá dejo mis predicciones para lxs más virgo:

Amor y amistad:

Tu astro regente te pone medio especial: algo en el ambiente te hace extrañar a Fort.

Si viste que tu ex anda con unx que está más buenx que un tenedor libre, pensá que vos seguro sos más sensible. Reflexiona sobre eso de stalkear tanto en las redes.

Decepciones. Mandás a tu hermano a que te compre entradas para Paul McCartney y se confunde con Los Chalchaleros. De buena onda, tocarán Hey Jude mal traducida como “Hey, Judío”. Los denunciarán en el INADI.

Economía y proyectos:

Firme. Con un buen incentivo sos capaz de invadir polonia.

¿La cosa está difícil? Imposible que no estés al horno con tus cuentas. Tranca, para esto existe la regla mágica de las 3 P: papa, polenta y perejil.

Ganale a la inflación. Comprá muchos forros o toallitas en 12 cuotas. Y pedile a la luna una mejor gestión pública.

Salud física y mental:

Te agarra síndrome de Tourette por escuchar el último disco de Coldplay.

Si estuviste con migrañas o dolores de panza fuertes, puede que sea por cargar con tantas responsabilidades en un mundo post-Forteano. Cuidate: primero vos.

Te tienta comer unos sorrentinos con salsa cuatro quesos. Pero empezaste la dieta esta semana. Controlate. Consejo: Zanahorias con casancrem. Consejo posta: sé más feliz.

Clave del mes:

Mal momento psicológico para hacer “balances”. Hace de cuenta que no cumplís años.

Maru Labat
[email protected]