Revista Palta | “¿A LOS ORGANISMOS DE PODER LES CONVIENE QUE VOS ESTÉS BIEN?”
1477
post-template-default,single,single-post,postid-1477,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

“¿A LOS ORGANISMOS DE PODER LES CONVIENE QUE VOS ESTÉS BIEN?”

Por Manu Martínez y Maru Labat

¿Tiene cura la angustia? ¿Qué es la enfermedad mental? ¿Desde cuándo existe, cómo y por qué se medica? ¿Es una condición inmutable? ¿Por qué la usamos como insulto? ¿Por qué, de repente, todxs tomamos rivotril y antidepresivos?

Perla Kuj es médica antroposófica pero es mucho más que eso. Diríamos que es mágica pero le quitaríamos valor a toda su sabiduría, entonces preferimos dejarla hablar a ella.

¿Cómo se trabaja la angustia?
Creo que la angustia se trabaja aceptándola en primera instancia. Hay que dejar de tener miedo a estar mal. Vivimos en un mundo que tiene una intolerancia impresionante a la frustración; es como la tele, como si la vida fuera un zapping permanente. Hay una resistencia muy grande a transitar los procesos. Angustiarnos nos angustiamos todxs y nadie se murió por angustiarse. Los procesos hay que transitarlos, atravesarlos, entenderlos. Si no, no hay crecimiento, no hay transformación interna, no hay maduración del afecto, y somos todxs una manga de inmadurxs emocionales que no podemos tolerar absolutamente nada. Se crea un mundo de autómatas, personas que no tienen en su alma desarrollada la posibilidad y la herramienta de aceptar bueno, estoy mal, me tengo que levantar igual, me baño, me lavo los dientes, desayuno

Con esto de las redes sociales pareciera que estamos obligadxs a mostrarnos todo el tiempo lindxs y felices. Eso también es frustrante a la hora de escucharse y aceptarse a unx mismx.
Te puede volver loco/a. Sin ir a las redes sociales, si lo pensás desde que el mundo es mundo, dos personas se conocen y se quieren seducir y nadie se tira un pedo adelante del otrx. Lo que garpa y lo que se compra es lo teóricamente bello. Y la belleza es un valor subjetivo que está totalmente condicionado por el discurso social o político o cultural de ese momento. Creo que el riesgo de esto es que de alguna manera barra al sujeto, deja a la persona detrás de todo: el ser queda total y absolutamente en sombra. Ese ser que uno es en la intimidad y que, de última, es lo único que unx es. Hay algo de la existencia que siempre queda barrado por este deber ser social, por esta cuestión superyóica de una sociedad que nos exige ser de determinada manera. Y que es psicotizante porque hoy es esta la manera que te exige, y mañana es otra, con lo cual todos los días te levantas no sabiendo quién tenés que ser. Es peligroso, porque anula lo que somos, y me parece que esto es la generación más profunda de enfermedades. Cuando yo obturo mi propia existencia y anulo mi verdad: a) vivo en la mentira, b) no lo puedo sostener eternamente y c) me condeno solita al desamor, porque nadie me conoce, nadie puede querer aquello que no conoce, con lo cual, desde el lugar en donde lo mires me parece tremendo.

Es difícil salirse de eso…
Es tremendo. Si es difícil o no, no sé. Yo tengo mucha confianza y fe en la generación de ustedes. Creo que tienen otra cabeza, que se preguntan otras cosas, que sí están atravesadxs por estos discursos -sobre todo la cuestión estética-, pero me parece que más allá de eso se hacen preguntas en relación al género y al encuentro profundo con el otro/a que otras generaciones no nos hacíamos.

¿Cuándo empieza a hablarse de ataque de pánico?
Hace un par de años. En verdad el ataque de pánico es un síndrome de ansiedad generalizada. En algunos casos se dice que puede ser el producto de lo que se llama una depresión ansiosa, entonces muchas veces no sólo se medica con Rivotril sino también con un antidepresivo… No es nada nuevo ni nada que no hubiera existido antes; lo que pasa es que las cosas van cambiando de nombre y parece que son otras, pero son las mismas. Cuanto menos tolero mi frustración menos soporto lo que me genera, entonces necesito echar mano a cuanto hay para anestesiar. Yo creo que el ataque de pánico es inversamente proporcional al atravesamiento de la existencia. Eso por un lado, y por otro es muy bueno para que nos sigan manipulando y dominando -porque nos tienen a todxs medio zombis, tontxs, sin reacción, caminando por la vida- y de última el clonazepam es esto, un tranquilizante.

¿Cuándo se medica entonces?
A mí me parece que el concepto de medicar o no medicar tiene que ver con cuando el síntoma impide la realización de tu vida. Hay gente que no puede salir de la cama, vestirse, hablar con otra persona. Ahora, si vos te pusiste triste, no tenés ganas de nada porque no te salió un laburo, porque te peleaste con tu novix, porque no encontrás muy claramente qué querés hacer con tu vida… el clonazepam anestesia la pregunta existencial. Entonces, hay una respuesta que nunca llega. La sobremedicación -y tal vez ese sea el concepto: dónde, cómo y con qué medicar- quita esa posibilidad de transmutación de las personas, de crecimiento. Cualquier síntoma -un estornudo, una ansiedad, un insomnio- puede pensarse como un lenguaje en donde hay algo que te está diciendo que tu energía vital no está circulando de la manera adecuada, y acallar ese síntoma sin entender de qué está hablando es complicado. Es un modo de no poder transformarse, y me parece de lo que se trata como sociedad es de que nos transformemos un poco, que nos repensemos en algunas cosas porque claramente hay algo que no está funcionando divino, sino el mundo no estaría como está.

Eso de no poder salir de la cama, ¿no suele estar más vinculado a la depresión?
Depende, no se puede generalizar así. Yo no soy amiga de los sellos, y menos de rotular patologías. Entiendo que para nosotrxs lxs médicxs entender el cuadro sintomatológico de algo nos permite pensar algunas alternativas de tratamiento, pero de ahí a rotular a la persona y decir vos sos depresivx… no. Vos sos fulana, Margarita, Filomena… tenés o estas cursando una depresión; vos no sos tu enfermedad, punto número uno. Me parece que unx es, y en función de ser le pasan cosas.

Conozco gente que acudió a hospitales después de ataques de pánico y lxs mandaron de nuevo con un rivotril; ¿qué sucede ahí? ¿No se escucha ese síntoma preventivo, ese grito de guerra?
Exactamente, por eso tal vez no es al hospital donde tenés que ir, porque lamentablemente ahí no se miran estas cosas. Justamente las medicinas no tradicionales que yo conozco, todas son alucinantes en la prevención porque vos te empezás a dar cuenta que algo empieza a disfuncionar mucho antes de que la materia esté lastimada.

¿Y este tipo de síntomas son un problema más de clase?
No, pero hay también. Lo que sí es real es que a veces cuando unx tiene que salir a la urgencia cotidiana con emergencias, tal vez no tiene tanto tiempo para otras cosas, pero no es que no existan. Si yo hago estadísticamente un estudio probablemente en clase alta y clase media haya mayor cantidad de cuadros de ansiedad, pero no es que no exista en otros estratos sociales. Atraviesa todo.

¿Qué pasa cuando no se puede recurrir a otro tipo de medicina y no se escucha lo que el cuerpo dice? ¿Cómo sigue afectando eso?
En algún momento se tiene que escuchar porque es tan fuerte la sensación de muerte inminente y el miedo que genera que te paraliza. Vas al médico y te dan un rivotril, o un antidepresivo y un clonazepam. Lo tomás y probablemente los síntomas del ataque de ansiedad te bajen. Ahora, lo que a vos te provoca todo esto sigue actuando, entonces probablemente no tengas más un ataque de pánico pero tengas una gastritis, una enfermedad autoinmune… porque lo que se bloquea es la posibilidad de entender qué es energéticamente lo que te está pasando. Tal vez sea un duelo no realizado, o te peleaste con un ser muy importante para vos y hay un proceso interno que estás haciendo y como lo tenés en sombra hacés un síntoma por otro lugar hasta que podés nombrar lo que te pasa y tratarlo. Ahí sí, si querés, tomate un clonazepam, pero mientras tanto vos trabajes eso que te está pasando y lo entiendas, pongas conciencia en la oscuridad.

¿Puede ser que si no se trata derive en cosas materiales en el cuerpo?
Sí, claro. Te puede aparecer un cáncer, una artritis, un acv, una crisis cardíaca… porque se acumula. El origen de muchas enfermedades es psicológico, eso está estudiado. Todo lo que tiene que ver con la psicosomática… hay muchas teorías que dicen que el cáncer a veces tiene un origen ahí. Después no, después la célula está enferma y se multiplica a una velocidad distinta y se sale del patrón genético.

¿Como es ahí, entonces, la manera de tratarlo?
Para mí la manera de tratar las cosas es multi-axial. Cuando ya la materia y el espíritu están dañadxs tenés que atender las dos cosas. Por un lado, desde la medicina tradicional y por otro tu cabeza. El arte sana un montón lo emocional. No es una cosa u otra; porque la persona habita en un cuerpo, que pertenece a una familia, que pertenece a una sociedad, que pertenece a una comunidad, que pertenece a un mundo, a una época… y todo eso hace que vos seas la persona que sos.

Entonces la crisis de angustia o de ansiedad, ¿es una suerte de confesión? Como si tu mente te dijera “hay algo que no estás viendo” y te hace buscar ayuda en un otrx.
Sí, claro. De acuerdo a cómo se piense es la puerta de entrada para que te transformes. Empezar a ver un síntoma puede ser la llave para resolver algo que te pasa.

¿Y cuál es la diferencia con el estrés?
Es más fisiológico el estrés. Es cuando una persona no respeta sus ritmos fisiológicos, entonces el cuerpo no logra ese equilibrio de recuperar lo gastado. En el sistema nervioso hay una parte que se llama sistema nervioso central y otra que se llama sistema nervioso autónomo. El autónomo, por describirlo groseramente, tiene una parte que se llama simpático y una parte que se llama parasimpático. El simpático es el que usamos en la acción y el parasimpático, de noche, es como si llenara todos los tachitos que se nos vaciaron durante el día. Cuando una persona no duerme ese proceso no sucede, entonces ya empezás el día con un déficit. Esto es el estrés. Si yo te hago análisis no hay ningún parámetro vital que probablemente me hable de una alteración; pero esto es cuando uno cree que lo único que existe es la materia en el cuerpo. Cuando uno sabe que existen cuerpos sutiles, que existe un cuerpo invisible, que no solamente todo es material sino que hay una energía vital, uno empieza a pensar que hay algo de esa energía vital que uno tiene que ordenar.

¿La mente es un cuerpo sutil?
Para la medicina de oriente la mente tiene distintos componentes. Hay un componente externo y hay componentes más internos. El componente externo es un poco lo que nos caga la vida, es esta cosa en donde frente a cualquier estímulo se activan un montón de pensamientos y sensaciones. Cuando unx puede utilizar el intelecto, que tiene que ver con el poder de discernir, es donde uno puede ordenar esos pensamientos y emociones. Si unx es llevado solamente por el pensamiento y por la emoción vive en una situación estresante y ansiógena, porque no puede diferenciar dónde va cada cosa. Si unx no puede utilizar su mente de una manera adecuada, la mente te puede cagar la vida.

¿Es verdad que las personas con enfermedades psiquiátricas no pueden, por ejemplo, trabajar? ¿O es el estigma lo que nos hace creer eso?
Depende. Un depresivo/a probablemente no se pueda ni levantar de la cama. Un esquizofrénico/a en un brote es una persona que vive en un mundo dual, con una escisión de la realidad, donde puede poner en riesgo su vida o la de otrxs. Un maníaco-depresivo/a -que es un/a bipolar-, si está hipomaníaco/a puede hacer cualquier locura, y si está deprimido/a no se va a querer mover. Depende de la enfermedad la inhibición que te vaya a provocar. Pero muchas veces se estigmatiza a la persona y la verdad es que la persona podría hacer muchas más cosas de las que hace por el estigma que tiene. Y muchas otras se subestiman las cosas y la persona debería hacer menos. No se puede universalizar. Yo tengo pacientes bipolares que están medicadxs y laburan todos los días lo más bien.

¿Sufren discriminación por eso?
En algunos casos sí, en otros no. Pero la gente no sale a decir “yo tuve un brote psicótico”, o “yo soy re bipolar”, porque hay prejuicios en relación a eso. Si vos lo ponés en un cv, o vas al acto médico y decís que tuviste un brote psicótico, no te dan el trabajo. Si yo le tengo que aconsejar a un/a paciente -y es tremendo lo que te estoy diciendo, pero es la verdad- y me pregunta si poner que tuvo tal antecedente o no, le digo que no lo ponga. Porque probablemente por eso no lo/a tomen y la persona está re apta para hacerlo.

Sin embargo, se suelen medicar las patologías que no son funcionales al sistema, porque hay mucha gente que tiene enfermedades funcionales que no se diagnostican.
Por supuesto, pero como la persona no lo vive como tal, tal vez ni consulta. Lxs CEOs de empresas multinacionales, no duermen por ejemplo… no son saludables; pero como son funcionales al sistema no se diagnostican salvo que les agarre un ataque cardíaco o un acv. Hay patologías que como socialmente siguen siendo funcionales al sistema capitalista no se diagnostican. Consumen más rivotril, le dan de comer al laboratorio… es una cadena de producción de dinero, para un lado o para el otro. Esperemos que algún día todo esto pueda cambiar.

¿Vos tenés pacientes a los que les diagnostiques ese tipo de cosas?
Soy bastante bruta, sí. Pero ellxs no lo quieren aceptar. Tengo pacientes a lxs que les digo “Escuchame, en un costo beneficio vos estas eligiendo ganar un montón de guita y estás abandonando a tus hijxs, a tu familia, ¿qué onda?” ; y me dicenv“Yo quiero ganar un montón de guita, me ofrecen un trabajo en la Polinesia por 30.000 dólares al mes, ¿estás loca que lo voy a dejar?” y yo contesto siempre lo mismo: son elecciones. Cada unx decide cuál es la escala de valores que lo/a atraviesa en su vida.

Me quedé pensando en lo que dijiste de “ser” la enfermedad. ¿Creés que el lenguaje incide en la actitud?
Hay un punto en donde te re condiciona. Ya está, te dijeron que sos eso. En cambio si vos podés entender que en determinadas situaciones te pasan esas cosas, que es el modo que tiene tu sistema de reaccionar frente a las cosas que no puede digerir… Porque la ansiedad en definitiva es eso. Es cuando hay algo de la emoción que no se digiere y queda ahí haciendo presión o tensión. Si yo me como un chancho, mañana voy a tener un dolor de panza terrible, probablemente tenga diarrea o gases o síntomas digestivos porque comí algo que mi cuerpo no pudo digerir. Lo mismo pasa con la emoción. Pensalo fuera de la enfermedad. Un chabón poronga: yo soy el auto que tengo, la billetera abultada, la tarjeta black platinum o alguna muy importante… Es un mundo que nos lleva a eso. Para mí no es mejor una persona que se viste en Etiqueta Negra que alguien que se viste en La Salada. Sin embargo, en este mundo sí: unx es eso. Se confunde el ser con el tener, con el hacer, con un montón de cosas. Así funcionás mejor en el sistema. Seguís consumiendo todas las cosas que te vuelven “Ah, mirá esta piba esta vestida así…” bueno listo, mató, vamos al Faena. Sos funcional o no lo sos. Hay personas que no lo somos, claramente.

A mí me gustaría que todxs, especialmente lxs jóvenes que están estudiando medicina, empiecen a contemplar a la persona como un todo. No sólo como un cuerpo que lo analizo y del cual veo datos como un robot…
Lamentablemente, estamos lejos. El mundo tiende a la robotización, no a la humanización. En las empresas ahora se está laburando para que todo se robotice, con lo cual no sé de qué va a trabajar la gente. Y a las obras sociales no les conviene que las consultas tengan esta cosa de mirar al otrx, lleva más tiempo. Yo, personalmente, no puedo atender a un paciente en 15 minutos, me muero de angustia. A mí me encanta estar con la persona, conocerla, establecer un vínculo… saber quién es, no qué siente o qué le duele solamente. Entonces no sirvo para las obras sociales, les hago perder plata.

El tema con la medicina occidental es que está atravesada por los laboratorios…
Y bueno, sí, pero meterte con el tema de los laboratorios es un chino; porque los laboratorios manejan la economía mundial en un porcentaje tremendo. Si unx sabe lo que muchos laboratorios hacen con la gente… a países del cuarto mundo mandan medicaciones que están a punto de vencer o vencidas, se utilizan ciertas comunidades para probar drogas que no se conocen. Son distintos planos de análisis. Hay un plano social que tiene que ver con qué pasa con el mundo y con nosotrxs en el mundo, con nuestros gobiernos… pero también es qué pasa en el mundo, con las grandes corporaciones, con Monsanto, con el glifosato, un montón de cosas que si unx se pone a pensar atraviesan todo. Mucha gente dice “no podemos pelear contra eso”. Bueno, no, contra eso no podemos pelear, pero si unx en su pequeño ámbito puede ser un generador de conciencia… Unx elige: no acciono porque no puedo transformar la existencia, o acciono aún sabiendo que no voy a transformarla pero que sí puedo aportar pequeñitas cosas para que algunas existencias por lo menos se hagan una pregunta.

¿Desde las leyes no se puede ordenar algo de todo esto?
Yo te hago una pregunta al revés: ¿a los organismos de poder les conviene que vos estés bien? Que estés lucida, que estés despierta, que no te enfermes… Los laboratorios quieren que te enfermes para seguir vendiendo remedios… es todo un sistema muy perverso. Es como el capitalismo: no existe sin la concepción de la pobreza. Siempre hay algo que se sostiene porque a alguien le conviene que eso se sostenga, y probablemente ese alguien a quien le conviene tiene mucho poder, y lamentablemente en las sociedades occidentales el poder es la plata.

Entonces, ¿cuál es la salida?
Yo creo que la salida está en mirarte, tomar conciencia, cambiar los valores, los hábitos. Dejar de ser funcional para un sistema en el que no creés, que no querés y que te parece perverso.

Equipo Palta
[email protected]